La clave de La Clave

Hace unas semanas oí una interesantísima entrevista a José Luis Balbín, director del programa La Clave.  Dicho programa se emitió por primera vez entre 1976 y 1985 y, curiosamente, es uno de los recuerdos que tengo de mi infancia. Y no porque viera el programa (no tenía edad ni criterio para verlo) sino porque recuerdo esos viernes por la noche en casa, en que mis padres se sentaban frente a la televisión para verlo, y la sensación que he tenido desde crío de ser un programa de debate serio, creíble. Periodismo del de verdad. Y no soy el único: hablando de esto con amigos de mi generación, tienen las mismas experiencias en casa y los mismos sentimientos.

Ya no hay programas como La Clave. Peor aún. No los puede haber. Y no los puede haber por culpa de 4 Ps:

  • Políticos: Ya no hay políticos ni debate político de verdad. No hay discursos. Hay peleas de gallinero, broncas, “y tú más”, etcétera etcétera. Eso no es debate. Lo único que hacen es defender a su partido a espuertas, defendiendo lo indefendible, con el único objetivo de conseguir votantes y medrar dentro del partido.
  • Periodistas: tampoco abundan. La mayoría de los que participan en las tertulias son estómagos agradecidos a los que se les ve claramente la tendencia, de un lado u otro. Y no van a morder la mano que les de de comer (la P anterior).
  • Público: vende más el famoseo, el morbo. No hay debate político de verdad. Ni en elecciones (tragamos con un supuesto debate). O nos hemos embrutecido todos o nos han embrutecido. Da igual. No nos quita de culpa. ¿Vendería un programa como La Clave en nuestros días? ¿Habría alguna marca publicitaria que lo patrocinara? Lo dudo.
  • Publicidad: Gran parte del esfuerzo que se está invirtiendo en muchos sectores va orientado a la publicidad, dueña y señora de muchas de las parcelas de nuestras vidas. Y tengo el amargo presentimiento de que un programa como La Clave no tendría el respaldo de un esponsor que dejara al programa ser como es, sin presiones externas de ningún tipo.

Una lástima. Para todos.

Anuncios

2 comentarios en “La clave de La Clave

  1. Hola Ángel,
    de acuerdo con lo que dices. Miras ahora y piensas: “No me imagino ahora este programa”
    De pequeña me parecía un rollo. Primero hacían el coloquio y luego la peli, después cambiaron y ponían primero la peli, allí ví una del hombre elefante.
    Como comentas, todo ha tirado hacia el morbo y el famoseo. Los aficionados al fútbol que se compren el “Marca”, es que todo es cotilleo de los futbolistas.
    Por mi experiencia en otros países, cuando llevaba dos días en el RU, compré un periódico donde ví que salía una jugada del Barça en grande porque había jugado contra el Chelsea. Periódico deportivo, pensé. Como mi marido es culé lo compré para que se entretuviera. Abro el periódico y me salen cuatro páginas de fútbol y muchas de las demás… subidas de tono.
    En fin, que ves lo de antes y es mil veces más serio que lo de ahora.
    Un saludo 🙂

    1. Hola Carolina,

      Sí, a todos nos parecía un rollo. Y eso que por entonces la oferta de dibujos animados era exactamente cero esos días y a esas horas. Pero en cambio éramos capaces de percibir que para nuestros padres era importante e interesante. Por motivos que probablemente solo comprendemos ahora.

      Gracias por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s